lunes, 28 de junio de 2010

Te apetece un albariño fresquito...gratis?

No suelo postear tan seguido, pero es que esto o lo lees hoy o mañana, o te quedas fuera.Hace no mucho termine mi curso de cata de vinos.No se puede decir que haya conseguido grandes avances (más trompa que nariz, creo yo), pero aún asi he aprendido unas cuantas cosas, siempre interesantes.Pero una de las que en realidad no tiene que ver con los taninos, el roble o los aromas a monte bajo es que cada año casi todas las Denominaciones de Origen hacen presentaciones con catas gratuítas de sus vinos.Este año he llegado un poco tarde pero alguna he pillado.
Estuve en la presentación de los Vinos de Navarra.Tuve ocasión de probar 23 vinos diferentes...y porque mi aguante no daba para mas, que habia unos 100!!!!Yo es que eso de escupir el vino...como que no va conmigo, y aunque solo sea catar un pelín de cada uno, pues 23 pelines ya es mucho pelo...:)Pero vamos, que merece mucho la pena por la variedad de cosas que pruebas y descubres.



Al grano: la cosa es que este miercoles 30 de Junio, en el Hotel Urban de Madrid presentan los vinos de la añada 2009 de la D.O. Rias Baixas.Para entrar, solo es necesario imprimir este cupón (si tenéis dudas, ahi hay mails y teléfonos de contacto que yo usé para la de Navarra).¿Qué os vais a encontrar allí?Pues principalmente la uva jefa de la zona es la albariño, de la que se hacen extraordinarios vinos blancos.ESto es lo que dicen de los monovarietales de Albariño: "Los vinos monovarietales del tipo "Albariño" presentan un color amarillo-pajizo, brillante, con irisaciones doradas y verdes. En nariz poseen aromas florales y frutales finos y distinguidos, que impresionan agradablemente, de intensidad media y potente duración medio-larga. En boca son frescos y suaves, con suficiente cuerpo y grado alcohólico, acidez equilibrada, armoniosos y de amplios matices. Su retrogusto es placentero, elegante y completo."
Vamos, que dan ganas de ir a tomar una copa ya!!!Pero no es la unica.Si queréis más información de lo que ofrece esta D.O., aquí tenéis el enlace a su página.Ah, si no conocéis el Hotel Urban, aprovechad para hacerle una visitilla, es una pasada.Y si os da la tarde noche, arriba, en el atico, tienen una terraza restaurante (no muy barata, eso si) que es una gozada.Que aproveche, igual nos vemos por allí!!!!Y no llevéis coche, que se sale un poco perjudicado de esos sitios, aunque creo que el Metro está fino con la huelga...

domingo, 27 de junio de 2010

Comidas salvajes: cumpleaños.

Los cumpleaños suelen ser días marcados en rojo en el calendario calórico familiar.Éste no lo ha sido menos, combinado de suegra y cuñada.Muchas gracias por todo!!!Ciertamente nos ponemos hasta arriba con tan buena excusa.
Típicamente los menús de cumpleaños se componen de una serie más o menos larga de entrantes como picoteo y un segundo contundente, a pesar de que ya llegamos algo cargados al principal…y no solo de comida…:)
Por si os sirve de inspiración para vuestras celebraciones, aquí van unas cuantas ideas interesantes.De entrantes se ven platos con tacos de queso gouda de dos tipos, uno menos y otro más curado, delicioso, acompañados de nueces y pasas.Unos rolitos de jamon braseado con huevo hilado.Hacia siglos que no comía huevo hilado.Que rico!!Unas potentes patatas alioli, lomo ibérico con palitos de pan al queso, salmorejo con su huevo cocido, paté con mermelada de fresa y chutney de cebolla y un pastel de cabracho.Vamos, una comida completa de por sí.



Pero ahí no iba a parar la cosa.El principal fue un viejo conocido, el Zampone di Modena y su primo pequeño, el Coteccino.No todo iba a ser aceto balsámico y ferraris en esa zona de Italia…:).Se trata de la mano y parte de la pata del cerdo, deshuesada (salvo la pezuña, que se mantiene intacta) y se rellena de carne magra, tocino y se sazona con especias.Se mantiene el aspecto pero se transforma en una especie de embutido, manteniéndose la piel, que gelatiniza a la hora de la preparación.Viene presentado en bolsa cerrada que ha de cocerse durante unos 35 minutos, sumergida en agua hirviendo.Tras ello, se corta la bolsa (ojo, que quema) y se desecha el líquido que contiene.Y ya está.Se lonchea grueso y se acompaña de puré de patatas y una ensalada de lentejas a la vinagreta.Un pelotazo energético!!! También se puede pasar unos minutos por el grill para que se tueste ligeramente la corteza.Y acompañarse con chucrut, como si de codillo se tratase.



Y si, no dudéis que hubo sitio y hambre para la tarta a los tres chocolates con la que las cumpleañeras terminaron el festejo.Felicidades de nuevo y gracias por todo a las cumpleañeras!!!

martes, 22 de junio de 2010

Asiana Next Door: el de la puerta de al lado.

Voy a tirar un poco de archivo y poner de vez en cuando alguno de los restaurantes en los que hemos estado durante este tiempo que ha estado cerrado Gourmet de Andar por Casa.Eso si, no pondré nada demasiado antiguo, no sea que hayan cambiado precios, calidades o a saber qué cosas.Éste es de hace un par de meses, así que seguirá de plena vigencia.
Se trata de un restaurante de fusión, a medio camino entre la cocina asiática y la peruana.Es en realidad el restaurante satélite de Asiana, que como dice el nombre está en la puerta de al lado.Asiana Next Door es un poco más informal, un poco más económico, pero no por eso menos interesante.
El local no es muy grande.Imprescindible reservar.Y si no consigues mesa cerca de la cocina te resultará ruidoso.Nosotros estuvimos en la zona tranquila (eso si, viendo la cocina a todo trapo y con el ir y venir de los camareros, divertido), pero aun así se estaba agradable.
No lo dudéis, elegid el menú degustación al menos la primera vez que vayáis.Por 35 euros por persona (IVA y bebidas aparte), te encontrarás una buena muestra de lo que ofrece esta casa.
Se inicia el desfile con unos choritos con nam yim (unos mejillones con una curiosa salsa), unos kimuchi con vieiras (vieiras troceadas y maceradas con pimentón, que te sirven sobre media lima.Te comentan al empezar que gran parte del menú está hecho para jugar con las manos.En este caso cogías la lima y mientras te comías la vieira exprimías o mordías ligeramente la lima para acentuar la sensación).



Tras esto vino la ensalada vietnamita de pollo, mango y hierbabuena con aderezo de cacahuete, presentada enrollada en una oblea de pasta de arroz y con una reducción de salsa dulce con soja.Bocado muy agradable.
Siguió un refrescante tiradito de corvina con ají amarillo (que le daba un puntito picante) y rocoto.Agradable y fresco.Junto a él nos trajeron el spring roll de cerdo y langostinos.De nuevo a jugar con las manos: viene envuelto en una gran hoja de lechuga con diferentes hierbas y has de conseguir que se mantenga así mientras lo mojas en otra rica salsa.A estas alturas ya Laura empezaba a flaquear.Llegó el satay de coco, lima y curry.Unas brochetas de pollo adobado con una salsa, casi espuma, de coco, lima y curry.Una delicia con un punto picante que, como yo soy así y en ausencia de pan, acabe apurando con la cuchara cuando no había mas brocheta que mojar.



Para el penúltimo plato también hubo que usar la cuchara, aunque con mas sentido.Una sopa picante con ravioli de berberechos.Te avisan que pica bastante y que no sorbas, que tragues, porque si no te hace toser.Yo tosí, claro esta...:)
Para acabar un poderoso curry de ternera con arroz para amortiguarlo.Se veían tremendas guindillas entre el guiso y alguna fue para adentro.Final potente a una cena muy variada y original.
El postre, uno a compartir, fueron unas mangas con sorbete de manzana acida y espuma de mascarpone-wasabi. muy rico, refrescante que falta hacia!!!
Todo ello regado con el Rueda que tenían en la carta, un Basa, de Telmo Rodríguez, que tampoco era para tirar cohetes, aunque cumplió bien su función.En la web del restaurante viene la carta de vinos del restaurante mayor, bastante más amplia.Las fotos también están cogidas de ahí...:)
El servicio, muy amable, te va explicando cada plato de manera correcta.Como pero pondría algunos tiempos de espera (aunque en esta ocasión la compañía y la charla hizo que no importaran) y algunos momentos de copa de vino vacía que hubo que reclamar.Estaba el curry como para jugártela sin líquido que apagara el fuego!!!
La cuenta, con el vino y bebidas incluidas, se fue a los 50 por persona.Creo que merece la pena conocerlo.

viernes, 18 de junio de 2010

Paella carnívora

Una casa, una paella.Ya se sabe que en cada sitio se hace de una manera diferente y aunque mas o menos las bases coincidan, cada cual tiene su puntito.Yo soy mucho de risottos.Me encanta hacerlos y comerlos.Diferentes variedades: con bacon, con setas, con calabaza, con coliflor…Pero cuando se trata de hacer paella, casi siempre me decanto por la carnívora.Y no es que no me guste la de mariscos, pero es que la paella carnívora como la hago yo es de esas “ciegas”, de las que se come todo y no hay que andar quitando cáscaras, huesos ni nada.Eso si, es tirando a potente, como veréis nada mas conocer los ingredientes.

Paella Carnívora (para unos 8).
600 gr. de arroz (yo use el SOS mas típico).
Un metro de chistorra finita fresca.No se lo que pesaría.
6 contramuslos de pollo deshuesados.
6 filetes de cinta de lomo adobados.
Tres tomates.
Dos pimientos rojos.
Pimienta, tomillo y sal.
Un sobrecito de Paellador (o el colorante azafranado que uséis)
Un litro de caldo de pollo.
Agua necesaria…eso es un mundo.

Se pone en una paellera a sofreír el tomate y el pimiento picados en daditos.Cuando empiecen a estar blanditos, añade, cortadas en trocitos de un bocado la chistorra sin piel, los contramuslos y la cinta de lomo.Salpimentad y añadir una cucharadita de tomillo seco.Cuando el pollo se vea casi hecho, añadir el litro de caldo y el sobrecito de Paellador.



Dos cosas desconocía hasta hace poco y su conocimiento me ha hecho mejorar varios puntos los arroces:

1)El arroz se añade cuando el caldo este hirviendo ya.
2)Junto con el arroz, hay que añadir aceite.Pero mucho: para estas cantidades como medio vaso generoso.

Así que llegados a este punto, poner el fuego a toda caña y cuando hierva añadir el aceite y el arroz, distribuyendo este por toda la superficie.Yo tuve que añadir como un par de vasos de agua caliente porque se me estaba quedando seca la paella y el arroz aun no estaba a l punto, pero como ya os digo, lo del agua es un mundo.Un poco mas, un poco menos…quien sabe.En cosa así de 20 -25 minutos estaba ya hecha.Dejar reposar 5 minutillos cubierta con un trapo y al ataque.

miércoles, 16 de junio de 2010

Cena maridaje de jueves noche

Si bien lo importante de esta crónica es la parte de “cena maridaje”, remarco también lo de “jueves noche”¿Por qué? Pues la cosa es que me pareció tremenda la soledad que sufrimos en el restaurante. Únicos comensales en toda la noche.¿Crisis, exámenes…?No tengo ni idea. No es la primera vez que mi mesa es todo lo que factura un restaurante esa noche, pero hacia mucho que no me pasaba. Complicado aguantar así el tirón…

Así que supongo que se alegrarían bastante de que nuestro profesor de catas les monte allí las cenas maridaje del curso municipal. Él lleva los vinos y el restaurante se encarga de maridar los platos.¿Qué restaurante? Pues se llama “La Alacena de Serrano”, en la c/ Infanta María Teresa, Madrid. El sitio está correcto en decoración. Clásico, limpio, sin sobresaltos. No es un sitio de los de diseño, pero por ello tampoco necesitan clavarte. El menú se inicio con una sardina marinada con guacamole y tomaca.De carne sabrosa y muy bien de punto de sal. E importantísimo: ni una espina, al menos en la mía. Lo acompañamos de un cava rosado de Pere Mata, que a mi no me va especialmente pero que en general triunfa.



De segundo un pastel de cabracho con polvo de aceituna negra. Correcto sin más. El vino, mejor que el anterior: un Rueda verdejo, Veliterra, fragante, muy rico.



Más me gusto el tercer plato, un risotto con hongos , espárragos y teja de parmesano. Bien de punto de sal y parmesano y con el arroz ligeramente al dente, como debe ser. Seguimos con el vino blanco pero empezamos también un tinto joven tan aromático que nosotros, pipiolos de las catas, pensamos que tenia algo de crianza. Era un Nova joven, vino de Ribera del Duero. Me gusto mucho.



De pescado tomamos unos buenos tacos de atún braseado con verduras salteadas, perfectos de punto, rosados en el centro pero calientes. Eso no es tan fácil como decirlo.



Para acabar, unos escalopines a la mostaza con patata frita al bacon. Ya llegábamos tocados de tanta comida y bebida, pero no estaba lo suficientemente rico como para no sobrar nada. La carne la acompañamos con un Rioja con crianza de bodegas Entrecepas, todo un acierto.
A todo esto ya llevábamos más de dos horas cenando. Entre la charleta con los vinos, el ir y venir de platos y demás, el tiempo pasaba volando!!!
El postre, un semifrio de chocolate blanco y negro, correcto sin sorpresas, llego con un espumoso de moscatel, Reymos, que ya conocía, pues suele ser sustituto de cava y champagne en mi casa, ya que estos no gustan por ser tan secos y este espumoso tiene un punto dulzón muy agradable.



Tras este postre, el punto final, y es que una de las alumnas, Raquel, celebraba cumpleaños y trajo tarta, que nos terminamos con lo que quedaba de los vinos.
La cena salio por 30 € por persona, sin contar aun los vinos. Un precio bastante correcto por tener el restaurante para nosotros solos!!!
Salí de allí algo perjudicado, y es que tantos vinos a probar en una cena es un peligro. Pero ojo, nada de resaca al día siguiente, buen síntoma de calidad de los bebido y comido.

jueves, 10 de junio de 2010

Cómo quitarse el mono de chocolate en 5 minutos

Las adicciones, por definición, no son buenas.Pero quizás las alimenticias son las más simpáticas al público en general.Adictos a las patatas fritas, a las hamburguesas, a las ostras, al cafe o la coca cola...Pero una de las más confesadas puede ser la adicción al chocolate.Esta receta es ideal para aquellos chocoadictos que necesiten una dosis rápida y sabrosa a la par.Desde que te decides, si te das maña, puedes tardar poco más de 5 minutos en saborear un jugoso pastelito de chocolate tipo brownie/coulant gracias a que en lugar de horno usa microondas.Esta receta la saqué en su momento de un blog en inglés que no recuerdo, con lo que no puedo poner la fuente...Sorry!!!.Las cantidades son para la dosis mínima para un chocoadicto, pero pueden comer dos o tres personas facil.:)


Pastel de Chocolate en 5 Minutos

4 cucharadas de harina
4 cucharadas de azúcar (a ser posible glass, pero no obligatorio)
2 cucharadas de cacao.
1 huevo
3 cucharadas de leche
3 cucharadas de aceite o mantequilla en pomada.
3 cucharadas de chips de chocolate
Un poco de vainilla.

Poner en un bowl los tres primeros y mezclar.Añadir el huevo, la leche y el aceite y batir bien.Añadir los chips de chocolate.Si tienes y te apetece, tambien puedes poner frutos secos picaditos, en plan nueces, almendras, avellanas...Pensandolo bien, deberia ser obligatorio, yum!!!! :)



Engrasa recipientes que puedan ir al microondas.Tazas, cuencos, vasitos...depende de la forma y ración que quieras hacerte.Vierte en ellos la mezcla, dejando al menos un centímetro hasta el borde, que luego sube un poco.Una buena idea es llenar hasta la mitad, añadir una cucharada de mermelada y terminar de rellenar.Por si tenía pocas calorías...:)
Poner en el microondas a tope durante 2 o 3 minutos.El tiempo es vital en esta receta.Dependiendo del microondas y su potencia.Así que haz una prueba.Yo lo puse tres minutos, aquello creció y cuando estaba a punto de terminarse el tiempo, empezo a oler a quemado que tiraba para atrás!!!Lo saqué y aquello parecía piedra pomez!!!El cacao es algo propenso a quemarse.En mi microondas con minuto y medio vale.Como pista, desde que veais que sube contad 15 segundos o así y apagar.Pero lo dicho, haced pruebas.Mejor algo crudo que quemado.
Dejad que se temple un poquito, no seais ansiosos y a comer.Podéis desmoldarlo o comerlo en el mismo recipiente, según os guste más la presentación.Y si estáis bendecidos con un poco de helado de vainilla en el congelador, no dudéis en acompañar el pastelito con un buen bolón.

martes, 8 de junio de 2010

El peligro de las barras libres: buffet asiático.

Yo, pecador, me confieso: no tengo control ninguno en las barras libres.Más de una Nochevieja he acabado mas que perjudicado y de los buffets de los desayunos de los hoteles lo normal es que salga pidiendo acostarme otra vez.

Restaurantes de buffet libre conozco ya unos cuantos (The Knife, Wok House, Fres&co…).Este en concreto se llama Asian Kaiten, en el centro comercial de La Gavia (Madrid).




Comida oriental, típica de un chino cualquiera: cerdo agridulce, pollo al limón, ternera con pimientos, algunas brochetas de gambas y pollo.Por otro lado las frituras: tempuras, rollitos vietnamitas, samosas, patatas en diferentes formatos.Habia unos calamaritos salteados que no estaban mal.Y arroces y noodles que no probe, no sea que me llenaran demasiado.Lo cierto es que hasta ahí nada especialmente atrayente, aunque correcto.La verdad es que la comida de estos restaurantes parece saber igual independientemente de que el local sea uno u otro.



Pero lo que me atrajo poderosamente es la variedad de sushi y la manera de servirlo.A lo largo de todo el restaurante una cinta transportadora lleva platitos tapados con un plástico transparente de mesa en mesa.No estaban mal de calidad y algunos eran muy originales (unos usaban tortilla en lugar de alga nori, otros llevaban pato laqueado de relleno, algunos de anguila ahumada, de repente algunos dulces de plátano y chocolate…).Mucha variedad y además estaban ricos.Lo malo es que te toque delante de tu mesa alguien como yo.A la mesa de detrás nuestra tardaban en llegarle las novedades.Y es que sushi nuevo que veía, sushi nuevo que cogía.No exagero si digo que fueron unos veinte de esos platitos que veis pasar los que me zampe.

video


Los postres reguleros, aunque el yogur ligero con sirope de fresa se dejaba comer…exactamente cuatro veces…Qué pasa?Llegué al final con sitio suficiente.También había arroz con leche (buff, más arroz esta vez no), natillas, helado a granel.

Esa barra libre sale, en fin de semana que es mas caro sobre los 12 euros sin bebidas, así que por unos 15 euretes sales muy bien servido.Y ya os digo que el sushi era más que aceptable.Menos aceptable fue luego la digestión, larga, larga...No os decían de pequeños que si habías comido arroz tenías que esperar más para bañarte? Pues con el sushi que me zampe no me tenía que haber duchado en cuatro días...:)

Torreznos y patatas revolconas: pelotazo calórico.

No discutiré que éste puede ser uno de los platos más hipercalóricos y deliciosos del recetario español.Las patatas revolconas con torreznos las probé por primera vez en La Venta de la Colilla, insigne restaurante dedicado al cocido en Avila (ver Guía de Resturantes LP).Ligero entrante antes de semejante panzada de garbanzos…:)

El principal problema que encontré para reproducir este plato fueron los torreznos en si.Y es que es algo complicado encontrar la materia prima, al menos en grandes superficies, que es donde suelo comprar.Para el torrezno se puede usar careta y barriga de cerdo adobada.El buen adobo es importante.Le da un punto de sabor y te evita salarlos demasiado una vez fritos.




Patatas Revolconas con Torreznos (para una generosa ración):
300 gr de careta o barriga de cerdo adobada
4 patatas grandes
Un diente de ajo
Laurel
Sal
Aceite en abundancia (no tiene por que ser virgen extra, se va a estropear bastante, pero si hay pasta…)
Pimentón picante y dulce

Empezamos por las patatas.Se pelan, se cortan en trozos y se ponen a cocer en agua con un par de hojas de laurel, un diente de ajo pelado y un poco de sal.Cuando este tiernas se escurren, reservando parte del agua de cocción. Las hojas de laurel las quitas.El ajo lo guardas con las patatas.

Para los torreznos corta en pequeñas tiras la barriga(bueno, o la careta, esta vez use barriga).



Pon esos pretorreznos en una sartén, cubre de aceite y ponla al mínimo fuego.Se tienen que hacer muy despacio.Pueden estar fácil unos 40 minutos.En ese tiempo “sudan” parte de la grasa, que pasa de estar blandita a tener la textura típica del torrezno.La primera vez vigilad el tiempo y el color que van cogiendo.Pasado ese tiempo, los sacas de la sartén escurridos.Y ahora empieza el momento de la cortecilla.Sube el fuego a tope.Y cuando este humeando, vuelve a meter los torreznos.La dura piel se hincha y se transforma en las cortezas que todos conocemos.Un minutillo bastará o se quemarán!!!



Ahora terminamos las patatas.Aplástalas junto con el ajo, cuatro o cinco cucharadas del aceite de freír los torreznos, sal y pimentón al gusto.Usa más o menos cantidad de picante y dulce (yo casi use solo dulce).Si ves que queda muy pegote, añade un poco del agua de cocción de las patatas que habías reservado y más aceite si te place.



Si se te han enfriado un poco la patatas, un poco de microondas y apañao.Servir en una cazuelita de barro con los torreznillos clavados.Y a engordar!!! 