martes, 8 de junio de 2010

Torreznos y patatas revolconas: pelotazo calórico.

No discutiré que éste puede ser uno de los platos más hipercalóricos y deliciosos del recetario español.Las patatas revolconas con torreznos las probé por primera vez en La Venta de la Colilla, insigne restaurante dedicado al cocido en Avila (ver Guía de Resturantes LP).Ligero entrante antes de semejante panzada de garbanzos…:)

El principal problema que encontré para reproducir este plato fueron los torreznos en si.Y es que es algo complicado encontrar la materia prima, al menos en grandes superficies, que es donde suelo comprar.Para el torrezno se puede usar careta y barriga de cerdo adobada.El buen adobo es importante.Le da un punto de sabor y te evita salarlos demasiado una vez fritos.




Patatas Revolconas con Torreznos (para una generosa ración):
300 gr de careta o barriga de cerdo adobada
4 patatas grandes
Un diente de ajo
Laurel
Sal
Aceite en abundancia (no tiene por que ser virgen extra, se va a estropear bastante, pero si hay pasta…)
Pimentón picante y dulce

Empezamos por las patatas.Se pelan, se cortan en trozos y se ponen a cocer en agua con un par de hojas de laurel, un diente de ajo pelado y un poco de sal.Cuando este tiernas se escurren, reservando parte del agua de cocción. Las hojas de laurel las quitas.El ajo lo guardas con las patatas.

Para los torreznos corta en pequeñas tiras la barriga(bueno, o la careta, esta vez use barriga).



Pon esos pretorreznos en una sartén, cubre de aceite y ponla al mínimo fuego.Se tienen que hacer muy despacio.Pueden estar fácil unos 40 minutos.En ese tiempo “sudan” parte de la grasa, que pasa de estar blandita a tener la textura típica del torrezno.La primera vez vigilad el tiempo y el color que van cogiendo.Pasado ese tiempo, los sacas de la sartén escurridos.Y ahora empieza el momento de la cortecilla.Sube el fuego a tope.Y cuando este humeando, vuelve a meter los torreznos.La dura piel se hincha y se transforma en las cortezas que todos conocemos.Un minutillo bastará o se quemarán!!!



Ahora terminamos las patatas.Aplástalas junto con el ajo, cuatro o cinco cucharadas del aceite de freír los torreznos, sal y pimentón al gusto.Usa más o menos cantidad de picante y dulce (yo casi use solo dulce).Si ves que queda muy pegote, añade un poco del agua de cocción de las patatas que habías reservado y más aceite si te place.



Si se te han enfriado un poco la patatas, un poco de microondas y apañao.Servir en una cazuelita de barro con los torreznillos clavados.Y a engordar!!! 

7 comentarios:

  1. Pero hay que reconocer que darte un gustazo de estos de vez en cuando creo que es necesario. Tienen un aspecto delicioso. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. De vez en cuando, pero apetece a todas horas!!!! :)

    ResponderEliminar
  3. no se qué estaba más rico si las patatas o los torreznos ¿o tal vez era la mezcla de las dos cosas? mmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

    ResponderEliminar
  4. Hola maestro!!! Tomo nota de tu receta. Es muy de Avila.

    Pero por favor, ahora con calor y sin ropa necesitamos algo más light. Un beso Pachi

    ResponderEliminar
  5. Mas light? Si acaso mas cerveza fria...:)

    ResponderEliminar
  6. marina pérez campojueves, junio 10, 2010

    En Madrid hay un sitio que las hacen buenísimas. Se llama La Muralla de Ávila y está en la calle Francos Rodríguez; no me acuerdo del número, pero desde Bravo Murillo está bastante abajo y en la cera de la derecha. Creo que muy cerca está el metro de Francos Rodríguez.

    ResponderEliminar
  7. la muralla de avila!!! francos rodriguez 62, buenisimas, hay que probarlas alli

    ResponderEliminar